¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Controlar Plagas y Enfermedades

por / Sábado, 06 septiembre 2014 / Publicado enCiudar jardín 2, Como cuidar tu jardín, Sin categoría

Las plantas fuertes y vigorosas son mucho más resistentes a los ataques de plagas y enfermedades. Si se cultivan las plantas correctamente: labrando el suelo, aportándoles abono orgánico (humus de lombriz, compost, estiércol, mantillo) y drenajes si son necesarios, regándolas lo suficiente, ni mucho ni poco y realizando una fertilización equilibrada (sin exceso de Nitrógeno, porque hace a las plantas más tiernas para los insectos) serán mucho más resistentes a los parásitos.

Inspecciona con frecuencia (una vez a la semana) las plantas para detectar la presencia de parásitos o cualquier signo de enfermedad. Especialmente, las que fueron atacadas el año anterior. El detectar las plagas y enfermedades en sus primeras fases es muy importante para tratarlas mejor y evitar que se extiendan.

Si el año anterior se han infectado de alguna plaga o enfermedad, probablemente vuelva a repetirse, por lo que se debe hacer un tratamiento preventivo con insecticidas o fungicidas.

Las plagas más frecuentes son el Pulgón, la Cochinilla, la Mosca blanca, la Araña roja,… y se combaten con insecticidas y acaricidas. Consulte nuestra sección Anti-Plagas y Hongos y podrá ver los tratamientos para estas plagas.

La Mariposa del Geranio es muy dañina, hay que combatirla pulverizando cada 15 días con el tratamiento Anti-Taladro Geranios, aunque no se vea síntoma. Sus orugas hacen agujeros en los tallos de los geranios y los secan. Si la planta está muy atacada, habrá que retirarla porque no se puede recuperar y si no está muy atacada conviene podarla y eliminar los tallos afectados.

Las enfermedades típicas del jardín son el Oidio, Roya, Botritis y la pudrición de raíces. El Oidio provoca un polvo blanco o cenizo en hojas y brotes. La Roya se manifiesta en unos bultitos o pústulas de color oscuro y la Botritis produce un moho gris oscuro. Consulte nuestra sección Anti-Plagas y Hongos y podrá ver los tratamientos para estas plagas.

Además se deben capturar a mano los escarabajos, orugas, gusanos, babosas, caracoles,… Los caracoles y las babosas es mejor capturarlos por la noche, después del riego o de la lluvia.

Para un buen mantenimiento, hay que cortar y quemar las hojas que hayan sido atacadas por los hongos o las plagas. No se deben utilizar los esquejes de plantas infectadas porque podrían también estar infectados.

SUBIR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR