¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Tratamientos recomendados para el cultivo de Huertos Ecológicos

por / Lunes, 15 septiembre 2014 / Publicado enCultivos, Sin categoría

La agricultura ecológica ayuda a mantener la biodiversidad y la actividad biológica del suelo. Un cultivo se considera que es ecológico cuando prescinde del aporte de productos químicos o sistemas de producción que dañen el suelo o el entorno. Para adaptar un terreno de cultivo tradicional a uno ecológico se necesitan dos años de plantación ecológica para que pueda considerarse un huerto ecológico.

Las semillas utilizadas para crear un huerto ecológico también deben proceder de cultivos ecológicos.

Dado que el objetivo del los huertos ecológicos es la sostenibilidad, lo más correcto es plantar variedades adecuadas para la zona y el tipo de tierra y desarrollar una adecuada rotación de cultivos.

La rotación de cultivos significa plantar en el mismo suelo, es decir, en la misma fracción de tierra o bancal un tipo de cultivo distinto cada temporada. Para mejorar la rotación de cultivos, conviene dividir el huerto de manera eficiente en una serie de pequeños bancales o tablas que acojan un determinado cultivo, y este cultivo vaya alternándose cada temporada, de forma que la plantación de una especie no se repita en el mismo lugar donde se plantó la temporada anterior. El objetivo de la rotación de cultivos es mantener la biodiversidad para aprovechar las diferencias que tienen los cultivos en el ritmo de absorción de los nutrientes del sustrato. Aunque todos requieren más o menos los mismos nutrientes para crecer y desarrollarse, no siempre necesitan la misma cantidad de esos nutrientes. Por lo que si ponemos siempre en la misma fracción de tierra una hortaliza muy exigente (con unos requerimientos muy altos de nutrientes o de un nutriente concreto), se irá “agotando” el sustrato y tendremos que fertilizar mucho más que si sólo la cultivamos en esa fracción o bancal un año y al año siguiente la intercambiamos por otra planta poco exigente. Así se consigue compensar la pérdida gradual de la fertilidad del suelo.

A la hora de planificar tu huerto ecológico, también es muy importante tener en cuenta la asociación de cultivos compatibles porque aportan muchas ventajas. El cultivo simultáneo de dos especies compatibles produce beneficios respecto a su cultivo por separado y el aprovechamiento de la luz, agua y/o nutrientes es mejor. Por ejemplo, el cultivo de la cebolla cerca de las zanahorias, porque la cebolla repele la mosca de la zanahoria, plaga que produce daños significativos en este cultivo. Además, algunas asociaciones también potencian el sabor y el crecimiento.

Por lo que para diseñar la rotación de cultivos, en primer lugar hay que:

– pensar en la duración de la rotación (normalmente es de 3-4 años)

– hacer los grupos de plantas

– dividir el huerto en tantas partes (fracciones, bancales) como grupos

Por ejemplo, si  la rotación es de cuatro años, hay que dividir el huerto en cuatro partes y agrupar las plantas en cuatro grupos. En cada una de las cuatro partes se cultivará un grupo de plantas y todos los años se trasladará cada grupo a la parcela siguiente, de forma que los grupos tardarán cuatro años en repetir zona.

Para hacer los grupos de cultivo, podemos tener en cuenta varias características. Por ejemplo, clasificar las plantas según el tipo de aprovechamiento, en este caso podemos distinguir entre varios grupos con necesidades comunes:

1)      Hortalizas de raíz: cebolla, patata, zanahoria, puerro, ajo, nabo, remolacha, ajo, rábano,

2)      Hortalizas de hoja: col, repollo, lechuga, acelga, escarola,…

3)      Plantas de frutos, flor o tallos: berenjena, calabacín, pepino, pimiento, tomate, alcachofa, melón, sandía,

4)      Legumbres: habas, judías verdes, garbanzos, guisantes,…

Puede haber un grupo de plantas fijas que no necesitan rotación. Este grupo de cultivos fijos pueden ser flores o cultivos neutrales, con muy poca influencia en la fertilidad del suelo o con un ritmo de crecimiento muy distinto al del resto de las plantas (por ejemplo el espárrago que es perenne).

Así las rotaciones deberán darse entre especies, entre familias y entre tipo vegetativo. En el primer espacio o bancal pondremos una hortaliza de raíz (como la zanahoria), al año siguiente en este mismo espacio pondremos  una hortaliza de hoja (como la col,) al tercer año una una leguminosa y el cuarto y último año una planta de fruto (como el tomate).

Hay que informarse sobre los períodos de siembra y recolección y los ciclos de crecimiento de las especies a cultivar, para poder controlar la correcta ocupación y la fecha de cultivo idónea de las mismas.

Hay que tener en cuenta que un huerto necesita recibir al menos ocho horas diarias de sol y que es imprescindible un aporte de agua de forma continuada en primavera y verano.

Para el cultivo de plantas sanas y fuertes es muy importante que la tierra sea rica en nutrientes y materia orgánica. Los nutrientes que las plantas necesitan para su correcto desarrollo son tres: fósforo para la formación y de las raíces; potasio para el correcto crecimiento de frutas y flores, y nitrógeno, el más importante, para el desarrollo de tallos y hojas. Como abono ecológico se aceptan varios tipos: humus de lombriz y compost.

La siembra se suele llevar a cabo en primavera, una vez pasado el riesgo de heladas. Muchas semillas se pueden sembrar directamente en la tierra; otras, deben semillarse en tiestos y, cuando las plantitas tengan al menos cuatro hojas, trasplantarlas a la tierra con el cepellón de raíces que hayan desarrollado.

En los cultivos ecológicos las plagas se combaten con productos biológicos y fungicidas naturales.

En nuestra sección Tratamientos para el cultivo del huerto ecológico puede encontrar productos utilizables en agricultura ecológica.

Productos Recomendados

SERGOMIL L-60

Sergomil

Tratamiento preventivo contra mildiu, alternaría, antranosis, etc. Acción cicatrizante y bactericida.

Ventajas:

  • Sistemático. Mayor persistencia y resistencia al lavado.
  • No es agresivo, no detiene el desarrollo vegetativo ni envejece la hoja.
Tutalser defensa fitosanitaria tuta absoluta (minador del tomate) S60019

 Mitiga los ataques del ” minador del tomate” (Tuta absoluta)  

Ventajas:

  • Repelente anti-alimentario.
  • Repelente de la oviposición.
  • Actúa contra los huevos de la Polilla.
SERGOMAX L-90
Sergomax

Movilizador de savia en estadios de máxima necesidad y situación de estrés. Biofertilizante a base de algas.

Ventajas:

  • Proporciona fuerza, vigor y equilibrio vegetativo, estimulando las defensas de la planta.
  • Homogeniza el fruto.
Afiser

Mitiga los ataques producidos por el mosquito verde e insectos chupadores y pulgón.

Ventajas:

  • No crea resistencia genética de la plaga.
TRIAC

Evita los ataques de numerosas plagas: Mosca blanca, Trips, Pulgones, Orugas, Cochinillas, etc.  

Ventajas:

Vid, frutales, hortícolas, subtropicales, ornamentales y florales.

Humus de Lombriz

Aporta materia orgánica y nutrientes al suelo.

Alta concentración de ácidos húmicos, fúlvicos y microorganismos.

Ventajas:

Mejora la estructura del suelo, el desarrollo vegetativo y la calidad de la cosecha.

Servafort defensa fitosanitaria
  •  Anti-Oidio
  •  Anti-Roya

Ventajas:

  • Productos no agresivos, no queman ni manchan el fruto.
  • No detienen el desarrollo vegetativo.
Biozufre defensa fitosanitaria oidio
  •  Anti-Oidio
  •  Anti-Roya

Ventajas:

  • Productos no agresivos, no queman ni manchan el fruto.
  • No detienen el desarrollo vegetativo.

SUBIR

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. CERRAR